Archive by Author | @MiguelRamosFdz

Estrategias Social Media: Agencias y Consultoras tienen su lugar

icono redes socialesSe atribuye a Groucho Marx esta frase: “La política es el arte de buscar problemas, encontrarlos, hacer un diagnóstico falso y aplicar después todos los remedios equivocados”

Genio él que hoy en día con esta y otras tantas de sus frases coparía las portadas de todos los diarios de actualidad las redes sociales.

Pero esta vez voy a adaptar la frase al uso que, por parte de muchos supuestas y supuestos expertos, se está haciendo del social media; esto, a más profundizo, me hace reflexionar más sobre la ética de algunas personas y algunas organizaciones, y sobre una nueva crisis de credibilidad que en la profesión se está generando entre nuestros futuros clientes (igual que ya hicimos con la burbuja de las puntocom).

Anuncios

8 ejemplos para comprar Comida Rápida y Gourmet en Internet

icono redes socialesEl jueves nos juntamos a cenar 8 amigas y amigos en mi pueblo, Balmaseda (la Pasión Viviente de Semana Santa de Balmaseda es todo un clásico que os recomiendo). Balmaseda es un precioso pueblo de más de 7.000 habitantes a 30 km de Bilbao. El problema es que a las 11:15 innovar cena para 10 sin siquiera tenerlo previsto,… Por suerte hay un chino que acepta pedidos por teléfono.

Resultado: comida china para llevar: ¿lo que más nos gustaba? Os aseguro que no. Nadie era fan de cenar en el chino, pero son los que Leer Más…

El proceso de innovación en la PYME debe ser sencillo

icono redes socialesSemana agotadora esta para muchas personas que teníamos en estas fechas la fecha límite para justificar ejercicios pasados y solicitar financiación pública para nuestros proyectos de I+D+i que se inician o continúan en el año en curso.

Ayer se presentaron los Recortes los PGE y como no he podido ver en detalle posibles recortes a la I+D+i que nos acerquen un poco más al desastre absoluto, lo dejo para otro día. Leer Más…

El barco ¿sin cerebro? de la innovación

icono redes sociales

Como comento en muchas ocasiones, tengo la suerte de rodearme de verdaderas/os profesionales de quienes puedo aprender mucho al verles en acción. Su experiencia, el orden y la potencia de sus ideas,… hacen que a veces las personas que estamos a su alrededor parezcan puro “atrezzo” en una obra en la que el resto de personajes hacemos de árboles de un bonito paisaje. Esta semana he podido disfrutar de la claridad de ideas de Pilar e Ibón sobre el papel determinante que las administraciones públicas juegan en el desarrollo de ciertos sectores y de su influencia en las empresas que compiten en ellos.

Receta mágica para el Plan Estratégico Digital – Las ruinas son el camino a la transformación

Las ruinas son el camino a la transformación” pertenece “Come, reza, ama” aunque yo creo que lo he visto en el libro #Socialholic de los hermanos Polo de Territorio Creativo.
Libro #Socialholic de los hermanos Polo
Tras 7 años vendimos mi nuestra primera empresa porque no sabíamos hacerla funcionar; eramos muy buenos técnicamente en movilidad pero nos faltaba saber cómo aprovecharnos de los nuevos modelos de negocio que permitía Internet.
Llevo mucho tiempo pensando que, si juntamos a personas con diferentes perfiles (a modo de los 6 sombreros de Edward de Bono), con tiempo y esfuerzo llegaremos a una idea de negocio / solución bastante buena; la de leches que me he metido en los últimos años, por suerte o por desgracia, incluso con amigas/os. Nunca ha funcionado bien y, seguramente, yo soy el mayor culpable (espero que a todas y todos les vaya mejor, ahora que algunos sí que han sabido seguir adelante y volver a emprender): mi el ego (el amor por escucharse a uno mismo) es algo que, con el tiempo, tenemos que templar a base de martillazos. Yo lo intento a diario, aunque algunas veces me encuentro cansado para levantar el martillo; lo conseguiré.
Siempre pensé que me hacía falta pasar por una gran empresa; que me diese una receta mágica que solucionase todos los problemas y que me diese las armas para convertirme en un súper consultor. Con el tiempo me he dado cuenta que mi objetivo principal es ser mejor persona y hacer bien mi trabajo (sea el que sea). Soy una persona que, con muchos defectos, reflexiona mucho sobre la vida y lo que pasa a mi alrededor. De paso lo hablo con la gente que tengo a mi alrededor y me resumo a mi mismo las conclusiones.

Sobre la financiación y subvenciones a la I+D+i

ApasionadosDelMarketing' ad

alexos.es' ad

Yo que iba a escribir sobre una semana más o menos normal, sobre cómo creo a largo plazo se gana con orden, que esto es una receta con mucho trabajo y un poco de Marketing, un poco de Internet, una pizca de innovación y un pensamiento glocal, que algunos vamos desarrollando y sistematizando este Kung Fu (el de Pilar y en compañía de Sergio) y que hoy es el cumpleaños de Diana (no me he olvidado).

 
 
Pues el Kung Fu para la semana que viene.
 
 
 

Se acercan más nubarrones

En diversos medios hacen referencia a una posible merma o incluso eliminación de las deducciones en innovación e I+D en el impuesto de sociedades de Gipuzkoa.
 
Entendedme bien: no pretendo ni voy a criticar a ninguna Administración o gobierno concreto porque, ante todo:
  1. entiendo que tomar decisiones en estos momentos es difícil, sobre todo cuando hay que equilibrar una balanza de ingresos y gastos que parece rota y sin arreglo.
  2. me atrevo a suponer que esta medida, de aplicarse total o parcialmente ahí, será replicada en menor a mayor intensidad por las diferentes Haciendas
Sin meterme con las razones concretas que llevan a las Administraciones a estas decisiones, que seguro que tienen una base más sólida y fundamentada que la mía, voy a basarme en sensaciones personales para resumir mi visión en 2 palabras ¿Estamos ciegos?
 
Puedo entender medidas de recorte más o menos necesarias temporalmente que, a corto plazo, incrementen los ingresos impuestos (a personas y empresas), que nos recorten los salarios y que tengamos que trabajar más, pero que desincentiven de los últimos apoyos que quedan a las empresas para mantener y atraer talento, hacer inversiones, dedicar tiempo a mejorar, a diferenciarse,… ¡Eso no lo entiendo!
 
¿Cómo no se puede medir económicamente el ROI de ese esfuerzo? Voy a romper una lanza por el sentido común que, aunque no se pueda traducir en una fórmula de Excel, dista mucho de la fe. En algún momento alguien debe parar esta locura que con miras inmediatas tapa la hemorragia pero que a largo plazo nos hará morir de la infección. O lo que es lo mismo, es como decirle a una empresa que como no cada vez vende menos, despida al equipo Marketing y Ventas (o al de innovación) para ahorrarse ese dinero.
 
Por otro lado veo que los datos del “Informe GEM 2011” sobre el emprendimiento y dicen que la Tasa de Actividad Emprendedora (TEA) sufre un ligero repunte; el problema es que tiendo a pensar que un porcentaje elevado de estas/os emprendedoras/os lo han hecho como única vía de escape al paro (que eso está muy bien) pero pronostico que el porcentaje de negocios que no superen los 18 meses de vida (emprendedores novel) será elevado.
 
¿Pesimismo? No, pero es que empeñarse en repetir lo mismo que venimos haciendo y que no funciona en una cultura época que se ha ido, donde muchas pymes funcionaban por inercia, donde los clientes no se paraban a comparar una vez nos aceptaban como proveedor y donde primaba el una vez decidido ya no lo vuelvo a pensar ni dudar jamás

 

¿Por qué digo esto?

 Pues aquí porque aquí debemos apostar por un plato del que se habla pero cada uno con su receta: innovar, diferenciarse, buscar y exportar al mundo con la ayuda de Internet,… Todas estas cosas que oímos y que parece que no van con nosotros sino con las/os que salen en las revistas los blogs para emprendedores, Internet, que consiguen un saco de miles de euros por algo que a la mayoría no nos impacta importa.
 

El Momento de la Verdad

Estamos en otra época y me gusta referirme con el término ZMOT que Google nos muestra muy bien (el momento Cero de la Verdad); tenemos que mejorar lo que tenemos bueno, que son muchas cosas, y tenemos que tratar y conocer al cliente como en las tiendas de un pueblo o barrio; si le conocemos podemos darle y recomendarle lo que necesita o mejor le sienta a veces, o incluso con sólo ver que entra por la puerta; si le vendemos lo mismo que el resto si no aportamos nada nos convertiremos en bazares de poco valor en manos de quienes diseñan y fabrican en masa muy lejos de aquí. Al fabricar tanto han adquirido unos niveles de calidad con los que difícilmente podemos competir.
 
Con el tiempo lo que algunos venden con las 3 Bs (bueno, bonito y barato) resulta que nos genera un competidor con 3Bs con las que no podemos competir: “buevos, biolenzia y belozidá”.
 
Si invirtiéramos el poco tiempo y dinero que podamos en preparar a las personas a querer cambiar las cosas y en cómo podrían hacerlo, correremos el riesgo de equivocamos, pero al menos habremos hecho lo único que está en nuestra manos más allá de tener fe.
 
Pues nada, dejemos que otros países inviertan en eso, mientras nosotros cada vez gastamos menos para saber que mañana todo seguirá igual ¡JA!

Si los dinosaurios hubiesen innovado, igual no se habrían extinguido.

alexos.es' ad

Ya entiendo: como soy un comercio, si invierto y pongo una tienda en Internet y sin gran esfuerzo, habré solucionado todos mis males 
 
Ojala fuese verdad pero por desgracia NO es así; allá por el año 2000 se vendió la idea de: “lleva tu tienda a Internet, tu público potencial y objetivo pasa a ser inmediatamente de 6.000 millones de personas.
 
Como podéis imaginaros casi todo el mundo invirtió una pasta en su tienda, y casi palpaban los millones de “dólares con patas” que las consultoras informáticas auguraban con los comercios online. “Si no estás en Internet vendiendo morirás (y además serás un idiota por no hacerme caso); en Internet empiezas hoy y sólo tienes que estar súper motivado para venderlo todo a esos 6.000 millones de personas: vas a recuperar esta importante inversión forrarte en muy poco tiempo“. Hay un vídeo que podría reflejar muy bien aquellos momentos.
 

Y ahora a esta historia que nos inventamos lo llamamos “la burbuja puntocom”
 
¿Os suena esto?
 
El día a día consume el 120% de mi tiempo; eso es lo que me da de comer hoy,…“. Por otro lado, muchas de las personas que dicen esto, van viendo como todo ese esfuerzo genera cada vez menos ingresos porque, prácticamente todo el mundo, está optimizando sus gastos.
 
La crisis nos está ahogando lentamente y sólo queda el abismo; esperamos que la crisis se acabe ya porque no podemos hacer nada“. El otro día en la comida, Paulino, un grande del sector TIC y habitual del mismo restaurante, nos comentó: “Lo evidente es que no hay presupuesto para nada; si tenemos en cuenta esto, no es menos cierto que oportunidades sí hay”
 
Lo que hacen falta son ideas, ideas, ideas” pero ideas hay más de la que la mayoría de nosotros necesitamos y están al alcance de todos en Internet, blogs, libros,… Esas mismas ideas son las que han permitido que las y los emprendedores creen empresas como las que mencionábamos en ¿Puede la innovación salvar a las pymes?
 
Entonces, ¿qué es lo que está mal?
 
Yo soy de los que piensa que no debemos hacer culpable al mundo de lo que nos pasa, porque eso significa que no podemos hacer nada; prefiero intentar aquello que esté en nuestra mano. Además, por suerte, si buscamos siempre hay alguien que nos puede y quiere ayudar.
 
¿Cómo es posible que una empresa como Ulabox haga la competencia a Carrefour, Eroski, El Corte Inglés,… sin una inversión millonaria en establecimientos? La verdad es que estos “elefantes” aún no están haciendo bien la combinación offline-online y empresas nacidas para el mundo online pueden aprovecharse.
 
O cambias o te cambian,… Si eres de los que piensa que algo va mal ¿Prefieres esperar a que “se acabe la crisis”? o ¿por qué no intentamos cambiarlo? 
 
¿Se puede innovar sin una gran inversión?
 
En muchas de las PYMEs creo que sí, pero esto supone que las personas debemos dejar de focalizar el 100% de nuestra atención en el día a día, y poner una parte de nuestra cabeza y de nuestro corazón en nuestro futuro, en lo que queremos ser y lo que queremos conseguir. La gran inversión y sacrificio que debemos hacer es nuestro mayor tesoro: nuestro tiempo.
 
En las grandes empresas, tampoco se trata de cambiar el rumbo del “gran buque”, sino de disponer de unas pocas personas en una pequeña lancha rápida que permitan hacer pequeñas pruebas, diferentes al día a día.
 
La idea es que dediques tiempo a conocer cosas, pensar cómo mejorar gracias al uso de una herramienta como Internet, si es posible hacer lo mismo de otra manera, o incluso si puedes hacer otras cosas nuevas; haz pequeñas pruebas que te permitan entender el por qué y cómo funcionan los negocios, pregunta a otros sin miedo y aclara siempre tus dudas.
 
Es la curiosidad y la frescura de las niñas y niños lo que les hace aprender y mejorar cada día; a medida que adquirimos experiencia vamos perdiendo esa frescura y, es ahí, cuando asumimos que las cosas son de una determinada manera, cuando dejamos de innovar.
 
¿Es Internet la solución?
 
Antes os dejo aquí un artículo de Andrés Velasco con los Top 10 mitos del comercio electrónico
 
Es cierto que gracias a Internet podemos desarrollar actividades de manera más global y sobre públicos cada vez más segmentados (ya nos encargamos nosotros mismos de agruparnos con nuestros iguales en las Redes Sociales).
 
Internet nos permite generar nuevos modelos de negocio ¡Esa es una gran oportunidad!
 
Pero antes de tirarnos a la piscina debemos investigar y pensar primero :O
 
¿Algunos ejemplos e ideas?
 
¿Conocéis Ticketea? Pues esta empresa la creó Javier Andrés para revolucionar el modelo del ticketing dominado por verdaderos dinosaurios,… y lo han conseguido: su modelo de negocio es muy simple y encima él lo explica de maravilla (sólo tienes que buscar en Google).
 
Javier Andrés es uno de los mejores emprendedores que he conocido: él es uno de los pocos que vio el futuro de un negocio que, aquí era local y estaba controlado por la banca; su esfuerzo ha convertido esos sueños en algo muy real y lo ha hecho con una pequeña lancha y pensando en competir en todo el mundo.
 
CONCLUSIÓN: Si los dinosaurios hubiesen tenido una pequeña lancha, igual no se habrían extinguido.
 
Hasta la próxima semana 🙂