Homenaje al cine: Frankenweenie una oda al amor a la amistad y al cine

Tim Burton no deja de sorprendernos.

Nos gustará más o menos su cine, pero lo que es imposible negar es su capacidad de creación, de fantasía, del derroche de imaginación que desborda en sus películas y en sus personajes.

Desde Eduardo Manostijeras (1990),  Charlie y la fábrica de chocolate (2005), Sombras Tenebrosas (2012) por citar unas cuantas precursoras a la que se acaba de estrenar. Frankenweenie  sigue la saga de Pesadilla antes de Navidad o de La novia cadaver, con ese estilo tenebroso, oscuro y un tanto sórdido del cine de cementerios.

Pero es que Frankenweenie nos deja un sabor dulce, entrañable y nos reconcilia de nuevo con el cine,  con los orígenes del cine en blanco y negro,  filmada con la técnica stop motion, fotograma a fotograma, para la cuál se fabricaron más de doscientos muñecos.Un cuento sobre la muerte y la vida o de la vida después de la muerte gracias al poder de la ciéncia y de algunos ajustes. La história es como una paródia de Frankenstein  de Mary Shelley, en la que Victor, un niño coquito de las ciéncias, decide devolver a la vida a  Sparky, su perro fallecido y amigo inseparable.  El experimento triunfa pero la apariencia monstruosa de Sparsky no encaja en el vecindario. http://disney.go.com/frankenweenie/.

La película está basada en el cortometraje homónimo que el propio Burton realizó en 1984 y cuenta con las voces de Winona Ryder o Michael Keaton. (FILMAFFINITY)

 Ésta es sin duda uno de los grandes estrenos que junto a “Lo Imposible” de J. A. Bayona o Cosmópolis de David Cronenbeg moverán la taquilla durante el largo fin de semana del Pilar o al menos es lo que esperan distribuidores y empresarios de las salas de cine.

Argo suena para Oscar

Pero la película que viene precedida de buenas críticas y mejores augurios es Argo.

Se trata del tercer largometraje como director de Ben Affleck que se estrenara por Warner el 26 de octubre en España al mismo tiempo que en los Estados Unidos. Ganadora del segundo premio del público en el Festival de Toronto y recientemente mostrada en San Sebastián, en sección oficial fuera de concurso, Argo está montada como un thriller de acción y de espías en medio de la revolución iraní de los años 70 y más concretamente en la situación que ocurrió en 1979 cuando la embajada de Estados Unidos en Teherán fue ocupada por un grupo de iranies. Seis de los diplomáticos retenidos logran refugiarse en casa del embajador canadiense.

A partir de esta situación, la CIA envía a uno de sus agentes para poner en práctica una operación de rescate para sacar a los diplomáticos basada sobre la idea que un equipo de producción se instala en la ciudad para rodar una película.

Ben Affleck, que alterna su papel delante y detrás de la cámara, comentó en la rueda de prensa posterior a la proyección en Donosti, que le hubiera gustado filmar en Irán, pero que tal y como está la situación era impensable trasladar el equipo de forma segura.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: