De faro en faro: un recorrido especial

Desde que os conozco he repetido del orden de doscientas veces – y me quedo corta – que adoro el mar y todo lo que le rodea… Pues bien, este verano, un día cualquiera de esos de calor, vi en la televisión un reportaje que me llamó la atención. Hablaban del sol, la playa, los tintos de verano y las tortillas de patata (nada especial), pero al final dieron un vuelco y hablaron de algo relacionado con el mar que me ha fascinado desde siempre: los faros. No me preguntéis por qué… Hay un poco de romanticismo, de aventura o de desconocido en esas estructuras… como un halo de misterio que le da un aire muy interesante. O quizás, simplemente, es mi imaginación que cada día es más libre🙂

Sea como sea, o por lo que sea… quiero que esta semana la sección vaya de faros y dedicada. Formas parte de mi vida hace muchos años, eres un enamorado de estas torres y ahora mismo, mientras lees el post, te estás enterando de que a mí me gustan quizás mucho más que a tí pero era un secreto solo para mí… Hasta ahora…

Un faro no deja de ser una torre situada cerca de la costa o dentro del mismo mar, que se utilizaba en otros tiempos para señalizar a los barcos, utilizando una luz que giraba de manera circular, su proximidad a tierra. Esas luces podían ser fijas, a intervalos, de colores… es mágico pensar en todo un lenguaje de comunicación basado en algo tan sencillo.

En la actualidad es difícil que nos pongamos en situación, pero imaginaos la noche cerrada en una costa cualquiera; sin GPS, carta de navegación ni nada similar. ¿Cómo sabían los barcos dónde estaba la costa? ¿Y en qué parte del mundo estaban?.

La historia del faro se remonta a tiempos de los romanos; al parecer su nombre viene precisamente del faro más famoso: el de Alejandría.  A partir de él, en todas las épocas y a todos los pueblos, han construido faros en sus costas tanto para controlar la navegación, como para utilizar la torre como elemento de defensa o vigía.

Con los años y las nuevas tecnologías, los faros han perdido su funcionalidad inicial. Aunque por desgracia muchos han sucumbido al paso de los años, para amantes de estas torres como la que escribe, es de agradecer que muchos de ellos hayan sido restaurados y convertidos en museos, reclamos turísticos y hasta en alojamiento hotelero. Y alguno de ellos se ha hecho hasta famoso… ¿Habéis visto la película “Lucía y el sexo”?

He de reconocer que, haciendo recuento, me he dado cuenta de que he visitado muchos más faros de los que creía; casi tantos como lugares. Visto ahora y con perspectiva, me llama la atención…

Cronológicamente y por orden de llegada, los faros más importantes de mi vida serían:

Faro de Chipiona (Cádiz)

Es el faro más alto de España, el tercero de Europa y el quinto del mundo. Se encuentra al lado de la Hermita de Nuestra Sra. de Regla, a los pies de la playa de Chipiona. De fácil acceso y espectador de mis primeros veranos hasta los 15 años.

Faro de Cullera (Valencia)

Curiosamente conocí el faro de Cullera años más tarde que el de Chipiona, aún estando casi al lado de casa.  Preside la famosa y transitada playa del Faro. Lugar ideal para disfrutar del Mediterráneo.

Faro del Cabo de San Vicente (Sagres-Algarve, Portugal)

Tan espectacular como recóndito. La también llamada “barbilla de España”. Es el extremo más al oeste de la península – ya en territorio portugués – accediendo desde Huelva. Las vistas son mágicas, pero ojo a los que tengan vértigo… Es asomarse y parece que se acabe la Tierra. Hay que visitarlo al menos una vez en la vida. Con un poco de suerte – o mucha – no coincides con muchos turistas y puedes disfrutar del momento.

Faro de Formentor (Mallorca)

Recuerdos de una carretera que no acababa nunca, y de un coche que parecía no querer llegar. Enclavado en lo alto de unos acantilados – extremo norte de la Sierra de Tramontana – sabes que ha merecido hacer todo ese viaje apretando las manos en el volante de miedo, sólo por poder ver esas vistas.

Y para terminar este paseo mágico de faro en faro, quiero dejar para el final el más especial para mí por muchas cosas… Porque el viaje fue inolvidable, porque desde entonces estoy enamorada del norte de España, de su gente, de su talante, de su gastronomía, de su modo de vida; y de su entorno.

Fue un viaje mágico del que hice un trillón de fotografías. De todas ellas me quedo con ésta – mi fondo de escritorio desde entonces – de una vista del Zumaia, ciudad de la que me enamoré, presidida al fondo por su característico faro azul,.

Hasta aquí la sección de esta semana. Espero que os haya gustado. Os recomiendo que visitéis cada uno de estos lugares… No os decepcionarán.

Con vuestro permiso el post de este jueves va con dedicatoria; ¡ojo a la recopilación de faros que te he hecho! Ahora solo falta el velero…

Gracias porque, a pesar de todo lo que ha pasado este año, puedo decir que ahora te quiero más y lo más importante, mejor que nunca. Y si estas palabras no te han llegado al corazón, habrá que pintarlas🙂

Segui @Soniabernalc

Etiquetas: , , , , ,

About @Soniabernalc

Redes sociales, marketing de contenidos, estrategia y comunicación. Poniendo soluciones en Internet y ayudando a entenderlo. En constante formación y con espíritu de formadora. En constante conexión ¿hablamos?

2 responses to “De faro en faro: un recorrido especial”

  1. @itziarpb says :

    A mí me apasionan también justamente por el punto romántico que tiene de noche con su luz. Este verano el faro de Niza lo tenía justo delante de la cama y era hipnótico.

    Y sí, el faro de San Vicente es precioso, pero mas aún ver los atardeceres en sus acantilados.

  2. @Soniabernalc says :

    Somos unas románticas compañeras jeje. Y sí, confirmo, el atardecer en el Cabo de San Vicente es mágico…😉
    Gracias por tu comentario!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: