Trabajando juntos…farmacias y laboratorios…crecemos todos.

ApasionadosDelMarketing' ad

alexos.es' ad

Me he tomado la libertad de ir alternando temas cada semana en este apartado. El público que lee pertenece tanto a la profesión farmacéutica como fuera de ese ámbito. Así que podremos ver tanto temas de salud, como temas de farmacia muy diversos, percepciones personales sobre este mundillo…

Para los que no pertenecéis a este mundo os cuento brevemente que de mostrador hacia adentro hay que hacer muchas tareas para que todo funcione correctamente. Una de ellas es la compra de medicamentos y de parafarmacia, es decir, compra de todos los productos que dispensamos.

La cadena normal sería: El laboratorio fabrica, el almacén distribuye, y la farmacia dispensa”. Con algunas alteraciones pero básicamente ese orden. Dependiendo de los productos puedes interactuar directamente desde la farmacia con el laboratorio.

En resumen, los actores de la película serían:

El laboratorio: su interlocutor es el delegado o visitador médico.

El almacén de distribución

La farmacia: su interlocutor es la persona encargada de compras.

Con los últimos cambios legales se observa un cambio en el comportamiento de los laboratorios. Como sabéis, ahora el medicamento de marca y el medicamento genérico tienen el mismo precio. Esto hace que, cuando se prescriba por el principio activo (es decir, por el nombre de la molécula y no de la marca), sea la farmacia quien tiene mayor poder de dispensación.

Como en todas las profesiones, hay gente de todo tipo. Hoy me quiero centrar en la relación entre la farmacia y el laboratorio, es decir, entre la farmacia y la figura del delegado.  Hay delegados que han cuidado y cuidan a la farmacia y otros que no, pero que casualmente ahora vienen… Hay que sembrar para luego recoger.

En primer lugar he de decir que a diferencia de lo que pensaba cuando no trabajaba en este mundo, la figura del delegado es imprescindible. Una de las ventajas de trabajar directamente en algunos aspectos con el laboratorio fabricante es que te permite un mayor contacto con el mismo. Esto se traduce en un mayor acceso a la información, formación, promoción, etc. Y el delegado es quien pone “cara” a esa gran multinacional que está detrás de cada “cajita mágica que cura o mejora la vida a nuestros pacientes”.

Yo llevo poco en la gestión de la farmacia, pero ha habido un cambio sustancial. La crisis aprieta y agudiza el ingenio y hace que todo el mundo (y la farmacia la primera pues estaba muy relajada en su mayoría) se ponga las pilas. Ya no se trata de una compra masiva de productos por parte de la farmacia y una venta por parte del laboratorio, sino que estamos en un momento en el que debemos tener claro que todos remamos un mismo barco, y que si colaboramos navegará, y si alguno deja de hacerlo, se estancará.

Me refiero a que el laboratorio que hoy está en una posición muy alta puede que mañana no lo esté, y las cosas hay que hacerlas cuando estás bien posicionado, para mantenerse.

Hay que dar un valor añadido al producto, mejor dicho, al servicio. Y esto hay laboratorios y farmacias que lo tienen claro. Al cabo de la semana te puedes reunir con varios delegados médicos y ha llegado el momento de sentarse a colaborar juntos: Win-to-win que dicen en marketing, algo que parece inventado desde hace poco pero es básico. Si tu ganas yo gano, y cuanto más ganes tú, más gano yo.

No consiste en “pegar el pelotazo” una vez con una venta sino en establecer compromisos mutuos de compra-venta. Es decir: “YO trabajo contigo, me vuelco en tu línea, en tu producto. Y a cambio TÚ qué ofreces?” ¿Sólo descuento al comprar el producto? Eso ya lo hacen muchos…hace falta algo más. Y es por aquí por lo que están tendiendo varios laboratorios.

Estos días estoy estudiando varias ofertas y ya florecen colaboraciones en cuanto a apoyos en campañas de servicios, como por ejemplo para favorecer el cuidado cardiovascular, o campañas de osteoporosis, dermoconsejeras al servicio de la farmacia, etc… Es decir, algunos ya empiezan a “dar algo más” . Y como es un win-to-win la farmacia ha de implicarse también y comprometerse.

Escoger por el que ofrece un buen producto acompañado de un “además de”, apoyar al que se esfuerce por algo que podamos ofrecérselo al paciente y así colaborar mutuamente por trasladar ese valor añadido a cada dispensación, de manera que sepamos cómo hacernos imprescindibles en cuanto a todo lo relacionado con el medicamento y con el paciente…y que éste lo note…y solo lo valorará si le cubre una necesidad importante. ¿Qué opinas? ¿A quién escoges?

Etiquetas: , , , , , ,

About @anacle83

Soy farmacéutico, trabajo en una farmacia (http://www.facebook.com/farmacianavarromoncada) y soy profesor de Formación Profesional. Iniciándome en redes sociales en temas relacionados con el mundo de la farmacia. Encantado de seguir aprendiendo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: